Martes, 24 Enero 2017 16:59

Fundamentos del diseño gráfico (i)

Valora este artículo
(2 votos)

Cabezal Fundamentos del diseño gráfico

Elementos básicos del diseño gráfico

Esta entrada se publica como material de lectura complementaria a nuestros talleres y cursos de diseño, tanto teóricos como teóricos, para ayudar al alumno a resolver los problemas con que se enfrenta cotidianamente, ayudándolo comprender mejor los principios del diseño gráfico (bidimensional), distinguiendo un conjunto de elementos fundamentales que le ayudarán a concebir sus piezas de manera más eficiente.

Los conceptos que trataremos en esta entrada son los siguientes:

El Punto

El punto es el elemento gráfico fundamental; y aunque geométricamente es una entidad abstracta y sin dimensiones (entre dos puntos siempre existirá otro), como elemento del diseño podemos concebirlo como una entidad abstracta e indivisible, aunque en distintas piezas, y aún ante distintos análisis de una misma pieza gráfica podamos llegar a entender que el tamaño y las formas del punto pueden variar, así como los elementos que lo componen.

De esta forma resulta así muy difícil, sino imposible, dar una definición general de punto como elemento fundamental del diseño, si es que lo queremos diferenciar con ésta de la definición de punto geométrico; en este aspecto, en su obra "Punto y línea sobre el plano" Kandinsky nos da a entender que el punto puede, inclusive, convertirse en superficie, pudiendo llegar a a cubrir todo el plano.

En la concepción o análisis (siempre subjetivo y parcial) de una pieza gráfica podemos entender como punto a aquel elemento que toma una posición en el plano ya sea porque es percibido como una unidad, o por la importancia relativa que toma en dicha pieza, bajo esta concepción o análisis.

La Línea

Geométricamente la línea se define como una sucesión contínua e infinita de puntos (principio de continuidad). Como tal puede tener una longitud determinada (segmento de línea) pero no un espesor, ya que el elemento que la determina no lo tiene. Citando nuevamente a Kandinsky, la línea puede ser considerada como la estela generada por el punto al moverse en el espacio (el plano en nuestro caso).

Desde el punto de vista de su función en el diseño, la línea es capaz de generar separaciones en el plano, así como de transmitir energía, sensación de movimiento, calidez, vigor o estabilidad, entre otras sensaciones, de acuerdo a su naturaleza y disposición en el plano (líneas curvas ó rectas, en disposiciones de horizontalidad, verticalidad o inclinación).

La línea sobre el plano

Plano, espacio y volumen

Así como podemos concebir la línea como el trazo o estela creado por el movimiento de un punto, el desplazamiento unidireccional de una línea recta en el espacio da por resultado el concepto de plano; que como tal resulta un elemento de dos dimensiones, una generada por la recta, y la otra por la dirección de movimiento de ésta; sin embargo, dada la naturaleza adimensionan del punto, el plano carece de volumen.

Del movimiento unidireccional infinito de un plano obtendremos el concepto de espacio, entidad gráfica de tres dimensiones, resultante de las dos dimensiones del plano más la aportada por la dirección de movimiento de éste (alto, ancho y profundidad).
De la misma forma que una línea puede dividir a un plano, el plano es capaz de dividir al espacio; mientras que un conjunto de planos dispuestos adecuadamente, en su intersección, es capaz de generar volúmenes, de la misma manera en que un conjunto de líneas en un plano serían capaces de separar diferentes regiones en éste.

Debido a la naturaleza del diseño gráfico debemos recurrir a ciertos recursos para representar esos volúmenes sobre el plano, tales como las isometrías, perspectivas, colores y texturas, entre otras.

Simetría / Asimetría

Cuando un conjunto de elementos se distribuyen de forma equidistante a un punto (simetría central), a una línea (axial) o a un plano (especular) diremos que estamos geométricamente ante una simetría; si este fenómeno no se da, geométricamente decimos que estamos ante un conjunto de elementos dispuestos asimétricamente.

El equilibrio

Toda pieza gráfica es el resultado de un conjunto de elementos que coexisten e interactúan entre sú en una superficie plana, entre las que se crean tensiones visuales determinadas por las distintas características de cada una de éstas (tamaños, escalas, colores, entre otros); cuando este conjunto de tensiones generan una composición visualmente estable, diremos que la composición está en equilibro.

Geométricamente podemos concebir dos tipos de equilibrios:

  1. Los equilibrios simétricos, donde la estabilidad está generada fundamente por una o más direcciones de simetría. Cuando estamos ante la existencia de un solo eje de simetría estaremos hablando de una simetría axial, mientras que la existencia de más de un eje se generá una simetría central o radial.
  2. Equilibrios asimétricos, donde no existen ejes o centros de simetrías sino que el equilibrio se crea ante la interacción de las demás propiedades de cada uno de los elementos que forman parte de la composición.

Aunque se trate de una ley universal, hay que considerar que las composiciones asimétricas generalmente resultan más atractivas que las simétricas, ya que, entre otros beneficios, permiten recorridos visuales más dinámicos.

Simetría vs. Equilibrio

La siguiente figura muestra tres composiciones en las, a pesar de estar compuestas por elementos simétricos (simetría axial) vemos como el peso visual aportado por el color de sus elementos generan tensiones visuales muy diferentes:

Simetría vs. Equilibrio

En la siguiente figura, vemos en cambio como, una composición asimétrica puede generar tensiones visuales más equilibradas:

Tensiones visuales en asimetrías

El Ritmo o Secuencia

El ritmo nace ante la presencia de un patrón de repetición de uno o más elementos visuales a lo largo de una dirección en el plano (en nuestro caso).

Con frecuencia un conjunto de elementos gráficos repetidos secuencialmente puede ser interpretado como un único elemento (ver Leyes de percepción de la Gestalt); si esta repetición se da bajo una forma y espacio determinado, jerárquicamente podemos llegar a percibirlo como un punto (ver también principio de Fondo y Figura), mientras que la repetición a lo largo de una dirección puede generar la sensación de línea geométrica (a través de las direcciones tomadas por los puntos que componen cada uno de sus elementos).

Romper este ritmo con un elemento diferente a los la componen generará el doble efecto de destacar la secuencia y al elemento en si mismo; la imagen a continuación es un ejemplo de esto:

Ruptura de ritmo visual

La Escala

Dependiendo del contexto, la escala requiere siempre de dos o más elementos, cuyas dimensiones resultarán inevitablemente comparadas. De acuerdo a la naturaleza de éstos elementos éstas escalas o proporciones de tamaños pueden ser utilizados para transmitir distintas sensaciones o emociones que complementen o formen parte esencial del mensaje de la pieza gráfica; por otra parte, un uso conveniente de estas proporciones contribuyen a generar un sistema de jerarquías entre los distintos elementos de una pieza.

Los círculos a la derecha en las siguientes composiciones tienen el mismo tamaño, sin embargo la relación de tamaño frente a los círculos que figuran a su izquierda hace que los percibamos con escalas relativas diferentes:

Escala en el diseño

Jerarquía

Visualmente, la jerarquía es la sensación subjetiva en la que damos un orden de importancia a los distintos componentes que forman una pieza gráfica.

El uso adecuado de jerarquías en nuestras piezas contribuyen a mejorar la claridad del mensaje que busquemos transmitir, por lo que resulta un recurso vital para todo comunicador visual.

Nota: Ver jerarquías relativas de los elementos en las dos composiciones de la figura anterior.

Color

El color es una sensación que se genera en nuestro cerebro (y en el de otros animales), al interpretar la luz que llega a nuestra vista. Así, cuando hablemos de color, nos estaremos refieriendo, inevitablemente, de luz, la que puede llegar a nuestro ojo como luz reflejada en un objeto, o emitida directamente por una fuente.

Debemos entender entonces que el color de un objeto dependerá tanto de los pigmentos que lo componenen, como de la naturaleza de la propia luz que éste refleje, como de nuestro sistema de percepción.

Consultar los siguientes enlaces en Wikipedia: Daltonismo, Metamerismo.

Psicológicamente, al igual que cualesquier otro elemento en el diseño, los colores son capaces de transmitir distintas sensaciones y emociones en el espectador, pudiendo ser utilizado además, como recurso metafórico para transmitir una realidad o una idea específica a través de una pieza gráfica.

Textura

Las texturas forman parte de todos los objetos, de los cuales podemos percibir su naturaleza a través del tacto, la vista y el oído, transmitiéndonos sensaciones suavidad, aspereza, gomoso, terso, entre otros.

Como recurso del diseño gráfico habitualmente recurrimos únicamente al sentido de la vista para transmitir la naturaleza de una textura creando sensaciones visuales (patrones) que el destinatario de nuestra pieza no experimentará, aunque sí la podrá evocar, de otra manera, para crear, junto al color, entre otros, la ilusión de materialidad si se utilizan adecuadamente.

Figura y Fondo

El concepto de fondo y figura se refiere a la relación entre el objeto en primer plano de una composición (figura) y los elementos que lo acompañan en segundo plano (fondo).

Una buena relación entre figura y fondo (equilibrio visual) potenciará el mensaje, mejorando compositivamente la calidad de una pieza gráfica; equilibrio que puede buscarse a través de la interacción entre cualesquiera de los elementos descriptos en esta entrada.

Retícula

Podemos definir la retícula como un conjunto de líneas (generalmente invisibles) que dividen al plano, sean éstas rectas (horizontales, verticales u oblicuas), curvas o irregulares, mediante las cuales estructuraremos nuestros diseños.

Esta estructura nos ayudará no solo optimizar el proceso de diseño, sino también a dar una coherencia visual al mensaje con el que llegaremos a nuestro público objetivo, haciéndolo más entendible y claro al momento de su lectura (decodificación); a pesar de esto, existen tanto detractores como entusiastas del uso de retículas en el diseño gráfico.
Lectura recomendada: "Diseñar con y sin retícula", de Samara Timothy


Ejercicios propuestos

1. Analizar las siguientes composiciones y responder a las siguientes preguntas: ¿Existe un elemento principal en cada una de las composiciones? ¿Cuál es? ¿En cual de ellas la figura tiene un mayor peso visual? ¿Por qué?

Ejercicio de Ritmo y Tensiones Visuales 01

2. Analiza la primera de las siguientes composiciones y responde: ¿Qué elemento aporta estabilidad visual en la primera de ellas? ¿Qué elemento genera la mayor tensión visual?
En la segunda composición: ¿Dónde se situa el punto de interés? ¿Por qué? ¿Qué relación se da entre la secuencia superior y el rectángulo inferior? ¿Por qué?

Ritmo y tensiones visuales

3. Analizar las siguientes composiciones y describir las tensiones visuales presentes, respondiendo además a las siguientes preguntas: ¿En cuales de ellas existe equilibrio visual? ¿Por qué? Crear una pieza gráfica usando cada una de los composiciones analizadas:

Análisis de composiciones visuales


Espero que los conceptos aquí vistos puedan complementar su aprendizaje, utilizándolo como material de consulta e investigación sobre teoría del diseño, a la vez que los invito a dejar sus consultas, comentarios o correcciones, haciendo uso del formulario que está dispuesto al pie de esta entrada.

Saludos para todos!
Plácido Luna.

Visto 834 veces Modificado por última vez en Martes, 24 Enero 2017 19:17
Más en esta categoría: « Glosario Gráfico: Diseño