Viernes, 06 Junio 2014 00:00

Pautas básicas para el diseño editorial

Valora este artículo
(4 votos)
Surgidos de consultas en clases, y por lo tanto dirigidos a estudiantes de diseño gráfico, los siguientes son algunos lineamientos básicos a considerar al trabajar en un diseño editorial. Muchos de estos puntos se refieren a procesos de maquetación con Adobe InDesign, aunque otros son válidos independientemente de la herramienta que utilicemos para trabajar:
  1. En InDesign, respecto a las herramientas básicas debemos considerar hacer buen uso de páginas maestras, estilos de párrafos, estilos de caracteres, estilos de objetos, así como de un uso adecuado de la pluma y demás herramientas vectoriales, marcos de textos y objetos, márgenes, columnas, sangrados, herramienta de numeración, ajustes de tracking y kerning, elementos maestros, etc, de forma de optimizar el flujo de trabajo, y poder demostrar los conocimientos adquiridos durante el curso sobre el programa.
  2. Respecto a las fuentes de inspiración y referencia, toda la literatura impresa que nos rodea, desde libros, revistas, periódicos, etc. nos permiten hacer un uso crítico de los mismos, pudiendo, mediante la literatura y conocimientos adecuados (en aula con la ayuda del docente) utilizar dicho material como material de estudio. Así, en los cursos presenciales, tener en cuenta los paradigmas entregados por los profesores. Finalmente, para conocer las tendencias del diseño en otros países y regiones, sitios tales como http://issuu.com/ o http://es.calameo.com/ disponen de infinidad de publicaciones de tipos varios, en algunos casos de muy buena calidad (de ser posible, contrastar siempre opiniones con el docente a cargo del curso), ambos sitios deberían tenerse presentes como bibliotecas de consulta permanente.
  • En el caso de las portadas recordar que aunque puedan ser básicamente ilustrativas o fotográficas, utilizar adecuadamente los recursos del software en el que se esté estudiando, añadiendo diseño a través de la tipografía, conjuntamente con un buen uso de la información a publicar en ellas mejorará sin dudas la calidad del trabajo, considerando que la tapa es generalmente el primer contacto visual que el lector toma con la publicación.
  • En el caso de catálogos no olvidar el uso adecuado de estilos, tanto en textos como en los contenidos gráficos (ver punto 1) ya que esto siempre facilita la futura edición, actualización y corrección en la presentación gráfica del producto editorial buscado. La forma de describir los productos, sus precios, usos y clasificación según tipos, usos, ofertas, etc. resulta fundamental para transmitir un lenguaje único en el trabajo. Pensar en este sentido en el uso de colores e iconografías que permitan relacionar unos productos con otros, categorizándolos y/o clasificándolos de acuerdo al objetivo buscado.
  • Finalmente, debemos optimizar nuestra capacidad creativa en todos los aspectos, desde los elementos a colocar hasta la propia numeración, tensiones visuales, colores, diagramación general de contenidos, tipografías, viñetas, etc. pensando siempre en poner estos elementos al servicio de los objetivos de la publicación que estemos diseñando. En tal sentido, libros tales como "Diseñar con y sin retícula", de Timothy Samara publicado por la Editorial Gustavo Gili resultan un material imprescindible.
  • Saludos para todos.
    Plácido Luna.
    Visto 1643 veces Modificado por última vez en Miércoles, 07 Enero 2015 15:18