Miércoles, 08 Octubre 2014 00:00

Un, dos... prejuicios. (por Luis Carbajal)

Cabecera del cuento Un, dos... prejuicio.

Jorge fue seleccionado entre los tres finalistas para un puesto de la multinacional Odix S.A, empresa dedicada a la importación y venta de equipos electrónicos.

Su esfuerzo y el empuje de su familia para que terminara la tecnicatura en la ORT, parecía que podía tener un final feliz; aquel llamado aparecido en los avisos clasificados dos meses atrás parecía hecho de medida para el estudio que recién había finalizado.

Muchacho de barrio, sintió la contradicción de la placita y las cervezas con amigos de algunas tardes, frente a la presión de trabajar con su padre y de terminar esa formación técnica que según decía su viejo “es de futuro seguro”. De todas formas había combinado una vida de trabajos algo distendida en el taxiflet de su padre y los estudios que lograba atender en sus horas de espera entre viaje y viaje.

A sus veintidós años la una oportunidad que se le estaba por dar. Solo tres finalistas para un puesto que jamás había soñado aquel joven que tenía en su inclinación por la música y su obsesión por la guitarra su única distracción junto con un grupo de amigos con los cuales se reunía a cantar dos o tres veces por semana.

Publicado en Literario