"Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Con permiso, hasta luego, muchas gracias", son a mi entender, un conjunto de palabras que representan, más que una forma de dirigirse a los demás, una forma de plantarse ante la vida, una forma de ver y tratar a quienes nos rodean, con respeto, consideración y empatía. Son las bases para el desarrollo de relaciones sanas y duraderas, con los otros, y con nosotros mismos, cuando las usamos de manera sentida y honesta.

  • Ingeniero le envié los recibos que tiene pendientes de pago por este mes...
    A pesar de que los recibos resultan saldados, la respuesta a estos mensajes, resulta casi siempre nula.
  • Ingeniero, le deposité el monto acordado por sus servicios...
    A pesar de que el depósito es recibido, la respuesta, casi siempre, resulta nuevamente nula.
Publicado en Editorial