Lunes, 01 Abril 2013 00:00

Entrevista al artista plástico uruguayo Marcos Ibarra

Valora este artículo
(5 votos)

Fotografía de Marcos IbarraMarcos Ibarra nace en el departamento de Tacuarembó, Uruguay, en 1958 y se radica en Montevideo en el año 1975. Con él mantuvimos la siguiente entrevista. Esperamos sus comentarios.

Plácido Luna: Marcos, ¿Desde cuando inicias tu relación con las artes plásticas?

Marcos Ibarra: Mi actividad como artista plástico se inicia en el mundo “autorizado” a partir de 1978, año en que ingresé al taller “Dumas Oroño”, de vertiente torresgarciana. A partir de ahí, una gran diversidad de talleres, conferencias y otros, han sido parte de mis fuentes de formación. De ellos los más destacados además del mencionado, el taller “Guillermo Fernández” y el “Club del Grabado Montevideo”.
Sin embargo, mi vocación autodidacta jamás desapareció; acaso se tomó un receso durante esos años de talleres (1978-1998). Los elementos formativos más ricos los encontré en la conversación con otros artistas y en otras disciplinas (literatura y música principalmente).

Plácido Luna: ¿Y desde cuándo tu actividad como artista plástico?

Marcos Ibarra: Entiendo que mi producción como artista plástico y visual (ya que he trabajado con video, diapositivas, instalaciones, arte correo entre otros), de desmarca de cierta modalidad, particularmente fuerte en Uruguay, en la que los creadores profundizan en uno o dos estilos, mantienen un registro muy reconocible en cada trabajo y la producción que sale de ese registro, escasamente la dan a conocer.
Me he identificado pues, con alguna suerte de filosofía ecléptica (y digo alguna suerte de… porque el eclepticismo supone pautas que no necesariamente sigo), y por ende me ha entusiasmado trabajar en diversas líneas estéticas, diversas técnicas y posibilidades, innumerables soportes. Lo que se ha de mantener en cada línea, es un rasgo que para un ojo habituado a leer arte ordenado en estilos, ha de ser menos fácil de percibir. Pero el rasgo está y requiere un ojo despojado de prejuicios estilísticos como condición para abordar una obra (obra como conjunto de trabajos).

Plácido Luna: ¿Cómo ves al arte en Uruguay?

Marcos Ibarra: El arte en Uruguay es paria. Adorno a veces (y esto permite a muchos vender alguna cosa). Se desconoce la esencia creadora, recreadora, modificadora de sensibilidades que es parte propia incluida en el arte. Ante el combate a la criminalidad creciente, siempre se establece un marco donde se discute acerca de edades de imputabilidad, cárceles, aparato represivo, etc. Jamás se integra (por pura ignorancia de nuestros dirigentes), al arte (y las artes plásticas y visuales en lo que yo conozco), como elemento esencial en el trabajo hacia un ser diferente, con una sensibilidad integrada a un todo que es desparejo e injusto. No digo que desde el arte sale la reforma social. Solo digo que ayudaría en buena medida, particularmente en su inserción a nivel preescolar y escolar con un programa pensado y diseñado a los efectos de monitorear los resultados en materia de integración social.

Plácido Luna: ¿Y tu vida como artista?

Marcos Ibarra: Hablar de la vida de un artista, es reiterar aquello que todos saben o suponen: sacrificio, no-trabajo (es decir no ya la falta de, sino la ausencia). Los artistas antiguos tenían funciones específicas a nivel del estado y la iglesia. Luego, aparecieron los mecenas y los museos. Luego, el consumidor. Hoy día el consumidor es bombardeado con imágenes y aparatos, por lo que la apetencia por un cuadro es casi nula. Los “conocedores” son cada vez menos. La práctica sostenida (y en apariencia indiferente a esa realidad adversa) de los artistas, empero, continúa. Acaso en el futuro sean herramientas o acaso sean leña para hogueras. Lo cierto y más relevante de este comentario es que (y ahora hablaré en primera persona), sigo pintando, dibujando de manera obsesiva, buscando “algo” que nunca aparece, mientras “encontrando” otras que motivan. A pesar de mis opiniones respecto a un papel que podrían jugar los artistas en relación al estado y la educación, no reclamo nada al estado, ni al gobierno; siquiera a los demás artistas colegas (cuando nuestras organizaciones fracasan). Son tiempos de cambios inmensos que no logramos comprender; no debe haber resignación pero tampoco patadas para cualquier lado. He de seguir pintando como un boludo, en la convicción de que es una cualidad que se nos lega a algunos, que debemos aceptarla y seguir su impulso creador cuando este nos convoca.

Algunos trabajos de Marcos Ibarra

Plácido Luna: Marcos, entiendo que atribuyes a “la realidad cambiante” de nuestros tiempos el hecho de que el arte esté aparentemente perdiendo un lugar entre la población (consumidores). Si esto es así, ¿qué otros factores uruguayos, o montevideanos, crees que estén afectando la producción artística local?

Marcos Ibarra: Creo que más que factores locales (mercado muy pequeño), hay factores que se enmarcan principalmente en los conceptos de globalización y con ella, la pérdida de noción de identidad, la pérdida de memoria. Los chauvinismos son malos, pero la identidad y la memoria son un patrimonio que construye. En cuanto a la plástica, desde quien pinta un arbolito hasta quien representa la realidad desde una imagen más compleja, todo hace a la identidad de los tiempos y a una memoria en construcción.

Plácido Luna: ¿Cómo éstos influyen en el ambiente artístico y cómo al público consumidor?

Marcos Ibarra: La influencia provoca -según mi opinión que no he contrastado con otros- en una desazón para el artista (que muchas veces busca integrarse al mercado abandonando contenidos para asir otros menos interesantes y más decorativos), más una confusión del consumidor que se mantiene (a pesar de la globalización) tomando a Europa como referencia estética.

Plácido Luna: ¿Crees en el diseño como una nueva forma de manifestación creativa?

Marcos Ibarra: El diseño es una manifestación artística y creativa clara y legitimada por sí misma; que se use el diseño en marketing (por ejemplo) no rebaja su esencia. El diseño -incluso en talleres de arte- es una buena idea para integrar el arte a la vida cotidiana (cosa que Torres García proponía). En tal sentido, el camino del diseño con una gesto local lo veo como la recuperación de un espacio de memoria e identidad más posible que a partir de la pintura de caballete, por ejemplo.

Plácido Luna: ¿Qué puntos de vinculación encuentras entre ambas disciplinas?

Marcos Ibarra: Creo que el vínculo entre la pintura tradicional y el diseño YA existe; en materia de composición -por ejemplo- los ejes son válidos en ambas maneras. Digamos que el soporte es lo que más cambia; en el caso del diseño, el uso de la computadora le ha permitido un crecimiento mayor, posibilidades de aplicación mayores también y un acceso a públicos de masa por demás interesantes. En el caso de la pintura, escasamente el mural  (el graffitti) logra insertarse sin más interés que estar para la mirada del otro. Es decir, al diseño acaso le esté competiendo por un lugar para la identidad que evite su hegemonización. Y acá hay mucho trabajo: diseño de tipografías y su inclusión en los programas masivos, herramientas predeterminadas que incluyan diseños de artistas de las más diversas culturas, posibilidades de poder ampliar las paletas de colores, las herramientas de dibujo, en fin, avanzar en lo que existe pero con la cabeza puesta en la cultura más que en el dinero; y esto -ya sabemos- es pelear contra el mismo tirano que aparece en toda empresa humana.

Plácido Luna: Algo más que quieras agregar para esta entrevista?

Marcos Ibarra: Agradecer tus preguntas y decir que la guerra no es entre lenguajes artísticos, sino del arte versus el no-arte o la des-sensibilización. Se puede consumir todo (el problema no es el consumo, sino el consumo a conciencia), pero sustituir lo sagrado por lo profano (la rosa por el plástico) es aceptar rebajar la calidad sensible de la vida. Por mi parte, creo que esa rebaja no es buena cosa.

Plácido Luna: Gracias Marcos por tu tiempo y los conocimientos que has compartido con nosotros. Ya habrá oportunidad para continuar otra charla similar con estos temas que nos apasionan... hasta la próxima y gracias nuevamente.


Enlaces relacionados:


Visto 1977 veces Modificado por última vez en Jueves, 05 Junio 2014 00:51