Jueves, 18 Septiembre 2014 00:00

En el diseño, también lo esencial es invisible a los ojos

Valora este artículo
(7 votos)

Cabecera del artículo, Plácido Luna

El contacto con los programas informáticos de edición y producción gráfica, así como la potencia que éstos brindan suelen estar entre las experiecias más esperadas por los estudiantes de diseño, durante sus etapas iniciales de estudios, ya que éstos son percibidos como "el camino de llegada" hacia sus primeras creaciones plásticas, percepción ésta que parece surgir en medio de un mundo donde lo digital domina olgadamente en el mundo del diseño, hecho que, aunque no se pueda afirmar feacientemente en lo referente a la calidad, no queda dudas de que sí lo hace cuando nos referimos a cantidad.

Además de esta hegemonía de lo digital, nos encontramos a su vez, con un par de situaciones similares cuando nos referimos al diseño profesional: El dominio casi absoluto de una sola empresa en lo que a software se refiere (excluyendo algunos sectores específicos), y el de otra cuando nos referimos a hardware, y hablo en este caso de Adobe, con sus "suites creativas", y Apple, con sus computadoras Mac. No creo que antes de que los mencionara, nadie haya dudado de qué empresas hablaba, para disentir o concordar con que se las nombre o no; en este sentido yo mismo soy un entusiasta del software libre, pero la realidad me dice que aún no es quien domina en el terreno del diseño gráfico.

Así, casi afirmaría, que cada vez que hablamos de diseño en el imaginario de quien algo, por lo menos, ha escuchado hablar de él, surge en su mente, por lo menos la idea de Photoshop, y aunque no sepa bien de que se trata, ya la población ha creado casi un verbo a partir del nombre de este software, cuando escuchamos en más de una oportunidad afirmaciones tales como "Ah, pero esa imagen está photoshopeada", con lo que es de esperar que, quien quiere ingresar al mundo del diseño, quiera saber "photoshopear", creyendo que diseño y Phosothop son, por lo menos, sinónimos.

Debemos entender entonces que cuando el alumno viene con la convicción de que volcarse a actividades casi lúdicas, usando las herramientas informáticas que se les pone a su alcance, es sinónimo de diseño, puede que no esté en un error, sino que solamente tiene una visión acotada de la realidad, y son esta convicción y entusiasmo las herramientas que tenemos los docentes para acercarlos, por primera vez, al mundo del diseño.

¿Cuáles son los pasos necesarios para este acercamiento?

Básicamente dependerá de cada institución, de los objetivos que busca para con sus alumnos, y de lo que cada profesor pueda ser en el marco que ésta le brinda. Así, desde el punto de vista institucional, el tema puede abordarse de acuerdo a estrategias uni o multidisciplinares, siendo éstas últimas las que casi invariablemente se dan, brindando al alumno una o varios de los siguientes aspectos:

  1. Definición general (tema dificil), rol e importancia del diseño, y por ende del diseñador, en la sociedad.
  2. Conocimientos de la historia del arte y del diseño.
  3. Aspectos psicológicos de la percepción humana.
  4. Herramientas y de comunicación, no solamente desde los aspectos visuales, tales como el dibujo, sino también verbales y literarios, tales como la redacción y el uso adecuado de las figuras retóricas, aplicables en todos los campos de la comunicación.
  5. Nociones de publicidad y mercadotecnia, con orientaciones tanto empresariales como personales.
  6. Desarrollo del pensamiento crítico, racional y creativo, así como la aplicación de estas habilidades en un entorno colectivo.
  7. Nociones de administración y gestión de proyectos, aplicables no solo en los proyectos con sus clientes, sino disponer de las herramientas necesarias para una buena gestión profesional de su carrera.
  8. y por último, para cerrar esta lista, que podría ser infinitamente mayor, el manejo adecuado, tanto de los programas y equipamientos informáticos que el diseñador habitualmente tiene a su alcance.

La razón de cerrar la lista anterior con los recursos informáticos se basa en lo que expresaba más arriba, podemos utilizar constructivamente las expectativas que muchos alumnos ponene en ellas para acercarles, de forma más agradable, muchos de los demás recursos que éstos deberán adquirir en su carrera.

En casi todas las primeras piezas visuales que el estudiante elabora podemos encontrarnos con recursos técnicos usados de manera casi histriónica, pero con un mensaje visual, técnicas compositivas y funciones aún poco definidas. Completar y complementar sus conocimientos, en forma y contenido, así como estimularlo en su contínua formación, sentido crítico y social le permitirá a éste desarrollarse de manera más efectiva, así como alcanzar su máxima potencialidad con mayor facilidad y entusiasmo, en la convicción de que un diseñador no es simplemente un creador de piezas gráficas sino más bien en un comunicador social, un potenciador de ideas, un generador de tendencias... un agente social de cambios. Personalmente no puedo pensar en New York, a donde nunca he ido, sin que se me presente en la mente el logotipo realizado por Milton Glaser, y aunque es la pieza gráfica lo que visualizo, no está en ella lo principal del asunto, sino en todo el proceso previo (diseño), que llevó a la realización a la misma, porque como dice el título de esta entrada, "En el diseño, también lo esencial es invisible a los ojos".

Espero sus comentarios y observaciones, tanto para coincidir como para discrepar con lo arriba expresado, enriqueciendo así su contenido.

Saludos para todos!
Plácido Luna.

 

Visto 1891 veces Modificado por última vez en Viernes, 19 Septiembre 2014 14:15